Gana en dolares desde casa

Gana en bolivares

lunes, 18 de octubre de 2010

Somos bienaventurados.

"Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,ni estuvo en camino de pecadores,ni en silla de escarnecedores se ha sentado"..Salmo 1:1

"Dichosos lo que tienen dinero" dice el pobre, "Dichosos lo que tienen hijos" dice la estéril, "dichosos los que pueden viajar y tener muchas cosas materiales" dice el deprimido, en fin todos desean tener la "dicha" de algo de alguien y de poder gozar de ella en esta vida.
Todas las cosas generalmente son materiales, todo es felicidad cuando tenemos todo, todo es alegría si tenemos dinero plata para gastar y mal gastar; pero, ¿Es eso lo que hace la felicidad y me hace ser acepto delante de Dios?¿Es eso suficiente para llevar una vida social aceptable? vamos a ver que es lo que dice Dios con respecto a esto:
La palabra bienaventurado significa "dichosos tres veces", "tres veces bendecidos", "tres veces felices los que...", Dios no dice que es el dinero lo que hace la felicidad ni tampoco el tener dinero para gastar y malgastar, dice "dichosos lo que no andan, ni anduvieron en consejos de malo" el andar en consejos de malos quiere decir hacerle caso a todo lo que ellos nos dicen acerca de la vida y de todas las cosas que para ellos son importantes sin tomar en cuenta a Dios,el andar en sus consejos es lo peor que un ser humano pudiese hacer ya que andan sin Dios y sin nadie en el mundo, no les importa nada de lo que hacen ya que no tiene a quien rendirle cuentas. Las guerras y los malos pensamientos son producto del hombre sin Dios y de andar en consejos de malos y como consecuencia hay muerte, hambre, desnudez y escases por doquier, así que, no es bueno andar en consejos de malos, "bienaventurados el varón que no anduvo en consejos de malos".
Por otro lado tenemos que "ni en sillas de escarnecedores se ha sentado"
dos cosas muy importantes "no andar en consejos de malos y no sentarse en sillas de escarnecedores". Cuales son estos escarnecedores? son aquellos que te traen el chisme y te hacen hablar de mal de todo el mundo así tu no quieras, los chismes, son un mal consejero para las personas, ellos destruyen y desvanecen un país, una ciudad, un pueblo, una vida, un mundo.
No es necesario andar de chismoso para ganar y agradar a la gente, eso es lo peor que puede haber, ellos te alejan de las amistades genuinas y te acercan a los hipócritas y malvados. Se han destruidos hogares hermosos por el chisme, se han separado parejas que se amaban mucho, se han venido abajo ministerios y vidas han quedado truncadas por el desagradable arte del chisme.
Dios nos dice que somos bienaventurados si no andamos en consejos de malos y no nos sentamos en sillas de escarnecedores, es hermoso ver cómo prospera un país, una vida, una iglesia o un matrimonio, además como Dios nos dice que andemos y así solo así, tendremos la bendición de Dios para todo donde pongamos las manos.


BENDICIONES.

CAMILO

3 comentarios:

Angel Paz dijo...

Totalmente de acuerdo, en todo, particularmente con el planteamiento de los escarnecedores que tanto daño hacen en el hogar, en la empresa ..., incluso en la misma iglesia. Pero, lo importante por sobre todas las cosas, es que somos bienaventurados. DE verdad que, al leer "abramos la biblia", podría decirse que "abrimos la verdad", en términos sencillos, prácticos y muy ligados a la cotidianidad. Felicitaciones al redactor. Bendiciones.

Héctor dijo...

Muchas veces damos por ciertas cosas que no lo son, creemos y aceptamos mentiras por verdades con total naturalidad. El profeta Oseas dice: 4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. No creo que exista mayor amonestación que esta para buscar el conocimiento que surge de la palabra de Dios .
En griego existen básicamente dos términos para referirse a la felicidad: eudaimonía y eutykhía, Eutykhía consiste más bien en la buena suerte, en obtener por obra de la týkhe (fortuna) una posición de prosperidad o de privilegio. Eudaimonía, en cambio -si vamos a dar una definición estrictamente etimológica- remite de manera literal a la posesión de un buen daímon, o sea un demonio interior o un espíritu que controla nuestro destino. Eudaimonia (Griego: εὐδαιμονία) es una palabra griega clásica compuesta de "eu" bueno y "daimon" demonio o espíritu menor, cuya traducción es “felicidad”.
La palabra felicidad no aparece ni una sola vez en la biblia ni aún en los originales judios ni griegos, es algo innegable

Noemi dijo...

Les visito de El Salvador Centroamerica, desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
MI TESTIMONIO PARA LA GLORIA DE DIOS.
RECIBAN MUCHAS BENDICIONES